“El 23 de julio del pasado año la Asociación de Ortopedia y Traumatología del Valle de Río Negro decidió suspender con el aval de todos sus asociados las prestaciones médicas a las empresas de medicina prepagas Swiss Medical, Galeno, OSDE, Medife, Omint, Medicus y Federada Salud, en reclamo por la aceptación del NUN 3era edición y la actualización debida de honorarios, los cuales por entonces resultaban ser inferiores a los que abonaba la obra social provincial.

Se inició así una prolongada lucha, donde con el correr de los meses se sumó la disputa con la Federación Médica de Río Negro y algunos Colegios Médicos de la zona, entidades intermediarias en sus respectivos convenios, que se vieron obligadas a cumplir con las imposiciones de las financiadoras en desmedro de su representatividad para con los especialistas de la región.

Desafortunadamente y como es habitual que ocurra donde el conflicto se genera, el accionar antiético de un colega no socio de nuestra Asociación, pero sí socio de la AAOT, fue determinante en la prolongación del litigio ya que desde el inicio de la medida de fuerza tomó la iniciativa de atender y operar a los afiliados de las mencionadas prepagas, resolviendo para éstas el inconveniente generado por el cese de prestaciones, aún siendo consciente que un resultado positivo lo vería favorecido a él como a todos los especialistas de la región, sean o no socios de nuestra Asociación, y tal como había ocurrido en el pasado.

Tras haber transcurrido más de un año de conflicto, el pasado mes de agosto logramos un acercamiento con la empresa OSDE, obteniendo tras la negociación un acuerdo directo con nuestra Asociación, y abriendo la puerta a un nuevo convenio con otras tres prepagas suspendidas (Medife, Federada Salud y Swiss Medical), hoy ansiosas por normalizar las prestaciones médicas en la región. Este crecimiento ha conducido además a emprender un sistema de gestión y facturación propios, sin la participación de terceros, que desde el mes de abril se encuentra funcionando con otras obras sociales.

En la actualidad, dificultoso es el camino cuando se pretende el enaltecimiento de nuestra profesión y la dignificación del honorario médico, al luchar contra diversos intereses políticos y económicos.

La unión y perseverancia han resultado ser nuestros pilares que hoy nos conducen a una mejora progresiva y definitiva de nuestro ejercicio profesional en la región.”