A+ A A-

HALLUX VALGUS -NOTA A LA COMUNIDAD

  • Publicado en

Se describe el Hallux Valgus, juanete como una protuberancia a un lado del dedo gordo. Pero un juanete es más que eso.
El Hallux Valgus es una desviación del dedo gordo del pie hacia el resto de los dedos llegando a provocar la superposición del primero y el segundo. Es un padecimiento progresivo que a través de los años, modifica gradualmente el eje de los huesos produciendo gradualmente la protuberancia característica, la cual se vuelve cada vez más prominente.Los síntomas pueden aparecer en las etapas más avanzadas. Es más frecuente en mujeres de edad avanzada, se asocia a deformaciones de los otros dedos y puede ser familiar.

El uso de calzado de punta estrecha, y algunas alteraciones del pie, son los factores determinantes en su aparición.
Generalmente los juanetes son causados por un defecto hereditario en la estructura mecánica del pie.

El hallux valgus en sí mismo no es hereditario. Determinados tipos de pie son más propensos a desarrollar esta enfermedad. En el hallux valgus existe una inflamación dolorosa del borde interno del pie, en la zona de la base del dedo. Produce dolor continuo y localizado en esa zona, que empeora al caminar y mejora con el reposo; a veces se nota sensación de roce, chasquido o crepitación al mover el dedo, además de la deformidad.
La deformidad ósea, también llamada bunio, produce inflamación de las partes blandas y en ocasiones se pueden presentar procesos infecciosos. Comúnmente, se acompañan de otras alteraciones como dedos en martillo, callosidades, etc., las cuales contribuyen a ocasionar dolor.
La historia clínica y el examen del pie son los elementos fundamentales para el diagnóstico. El médico puede solicitar radiografías, aunque no siempre es necesario.

TRATAMIENTO
En muchas ocasiones el seguimiento del desarrollo del hallux valgus es suficiente. Una evaluación médica y radiológica periódica podrán determinar el avance de la deformación.
Sin embargo, puede ser necesario algún tipo de tratamiento. El tratamiento temprano aliviará el dolor causado por el hallux valgus, pero no revertirá la deformidad.

Las opciones de tratamiento son:
• Cambio de calzado. Es muy importante usar un tipo de calzado apropiado. Elija zapatos de horma ancha en la zona de los dedos y evite aquellos que terminen en punta o que tengan tacos altos, los cuales pueden empeorar su trastorno.
• Almohadillas. Las almohadillas colocadas sobre el área del juanete ayudan a minimizar el dolor.
• Modificación de actividades. Evite actividades que causen dolores en los pies, incluyendo el permanecer parado por largos períodos.
• Medicamentos. Los medicamentos anti-inflamatorios como el ibuprofeno o el diclofenac, pueden ayudarlo a aliviar los dolores.
• Hielo. Aplique bolsas de hielo varias veces al día para ayudar a reducir la inflamación y el dolor.

¿CUANDO ES NECESARIA LA CIRUGÍA?
Cuando el dolor causado por el hallux valgus interfiere con las actividades diarias, ha llegado el momento de considerar las opciones quirúrgicas. Junto a su traumatólogo podrá determinar si la cirugía es lo mejor. La aplicación de los últimos avances en las técnicas quirúrgicas ha obtenido un alto índice de éxitos en el tratamiento del hallux valgus.
El traumatólogo tomará en consideración la magnitud de la deformidad basada en los resultados de las radiografías, la edad, el nivel de actividad y otros factores, para determinar el procedimiento para su caso en particular. Estas cirugías pueden realizarse de la forma abierta o tradicional o por técnicas mini-invasivas.

ANTES                                                                               DESPUÉS